VOLVER

Software ERP modelo SaaS VS On-Premise

Noticias

8.09.2022

Myimage

Analizar las ventajas, inconvenientes y diferencias entre el SaaS (suscripción) y On-Premise (venta de licencia/cesión de uso) será la clave para hacer la mejor elección de cara a nuestra operativa logística y su digitalización.

En este artículo, analizaremos las diferencias entre las distintas modalidades: SaaS y On-Premise. Implementar la mejor solución para nuestro negocio, puede ser una gran y abrumadora tarea para la mayoría de empresas. Conocer las diferencias, debilidades y fortalezas de estas, será esencial para superar el reto de elegir la opción que más se ajusta a la operativa de nuestra empresa.

Para llegar a ese punto, aclararemos algunos de los factores cruciales a considerar en términos de implementación de Saas y On-Premise.

¿Qué es SaaS y On-Premise?

La eterna duda cuando instalas un ERP, un SGA o cualquier otro software con el propósito de simplificar procesos de negocio, parte de si mantener esa solución In House (On-Premise) o bajo la modalidad In Cloud (SaaS). La elección va a determinar la forma en que interactúas con tus procesos y el rendimiento que le sacas al software instalado.

  • SaaS, cuyas letras provienen de “software as a service”, es una solución de aplicación alojada y mantenida por un tercero en la nube. La modalidad Software as a Service es aquella hacia la que más tienden las compañías actualmente y supone la posibilidad de contar con un software puntualmente pagando únicamente por él cada vez que se use.
  • On-Premise, es un sistema que está alojado de forma local en el sistema del propio cliente y respaldada por un tercero para ofrecer asistencia en caso de que surjan problemas.

Ahora sí, abordaremos las diferencias esenciales que debemos conocer entre SaaS y On-Premise para implementar la mejor elección.

Saas VS. On-Premise, ¿Cuál es la mejor elección para ti?

En la actualidad, la opción de configuración es ilimitada gracias al entorno informático de hoy día, que tiene dos estructuras fundamentales: On-Premise y SaaS (Cloud). Ambos tienen sus propias ventajas e inconvenientes. Las diferencias clave entre estos dos, son:

Según el tipo de alojamiento

La diferencia más básica, y aun así crucial, es la manera en la que se realiza el alojamiento en ambas. En SaaS, la aplicación se aloja en el servidos de los proveedores y se accede a ella a través de navegadores web. Mientras que On-Premise, la aplicación se instala localmente en el ordenador y los servidores de la empresa o usuario.

Según presupuesto

El precio es un factor decisivo para muchas empresas y es una diferencia clara entre estas dos soluciones. En el caso del SaaS, los precios se rigen en una base de suscripción y se cobran mensualmente, trimestralmente, semestralmente o anualmente. Mientras que el On-Premise generalmente tiene un precio inferior a la tarifa duradera en el tiempo del SaaS. La tarifa del On-Premise depende del tamaño de las organizaciones y del número de unidades que se instalen.

En tal caso, podemos decir que en términos de financiación la solución SaaS es OPEX (Gasto Operacional) y el On-Premise es CAPEX (Gasto de Capital).

Según tipo de soporte y mantenimiento

Si nos basamos en este criterio, la mayoría de usuarios o empresas prefieren implementar el SaaS, puesto que con esta solución la responsabilidad total de solucionar los problemas de aplicación de Software recae completamente en el proveedor. Mientras que los usuarios que opten por el On-Premise, debe contar con un departamento de TI que pueda solucionar cualquier fluctuación del comportamiento normal de la aplicación.

Según el acceso

Tener o no acceso inmediato y en cualquier momento también es un factor decisivo. SaaS cuenta con una aplicación a través de la cual el usuario puede acceder en cualquier momento y lugar. El único requisito para usarlo, es que debe contar con un navegador web y Wi-Fi. El On-Premise, sin embargo, cuenta con una aplicación que tiene acceso únicamente a través del terreno de la empresa. Por lo que los usuarios no podrán conectarse desde cualquier otro lugar.

Según la necesidad de pruebas de software

Una aplicación On-Premise exige una prueba regular para asegurar su correcto funcionamiento, evitando así posibles retrasos y errores. Debido a esto, con esta solución surge la necesidad de contar con el servicio de un probador. Mientras que en un entorno SaaS, esta necesidad se elimina.

Según su nivel de seguridad

Es esencial que las organizaciones cuenten con una estrategia para estar protegidos ante ciertos desastres. Para los usuarios On-Premise, realizar una copia de seguridad puede convertirse en un desafío importante, puesto que los sistemas internos pueden llegar a ser relativamente costosos y deban requerir inversiones, seguridad y licencias adicionales. Sin embargo, SaaS ofrece una ventaja integral, pues puede realizar una copia de seguridad de diferentes tipos: el mero almacenamiento de datos hasta, incluso, la conmutación por error completa que permite la transferencia total de las funciones.

En definitiva, a través del análisis de estas diferencias, podremos elegir de manera más estratégica la mejor opción para implementar en nuestra operativa. SaaS u On-Premise, el camino siempre se dirige hacia la digitalización.

Compartir por

Sigue informántote